Cómo pasa el tiempo

Hoy hace un año que decidí salir de la rutina y arriesgarme a luchar por mis sueños. Hace un año que dejé un trabajo estable y relativamente bien pagado para jugármela a una carta.
No me llenaba mi trabajo de autómata detrás de un mostrador, en el que engañaba a todo el que se acercaba con productos y servicios en los que ya no creía y aposté luchar por mi sueño.
Dicen que los comienzos son duros y ahora lo sé de primera mano. Puertas que no se abren, gente que se aleja, incertidumbre día sí y día también… ¿Pero sabes qué? No me he arrepentido ni un solo segundo de haber tomado esa decisión.
Por cada puerta que no se me abrió encontré un nuevo motivo para llamar a dos más. Por cada amigo que se fue ha aparecido otra persona a la que valoro más que la que marchó porque está a mi lado sin interés. Por cada crítica destructiva encontré alguien dispuesto a ayudarme a seguir en mi camino.
No me he arrepentido de tomar esa decisión porque luché por mi sueño y el que lucha por algo puede perder; pero el que no lucha… Ya ha perdido.

Anuncios
Cómo pasa el tiempo