¡Vete ya!

Odio esa sensación amarga en la boca del estómago que se me pone cuando creo que algo va mal.
Ese nudo que sólo se deshace tapándote con una manta y llorando hasta que te quedas dormido. Sí, ¿que pasa? Los que vamos de fríos también lloramos.
Hace unos días hablaba de ir a corazón abierto; pues bien, creo que necesito súper glue en forma de abrazo porque tengo la sensación de que está roto y no entiendo por qué.
Puede ser que se aproximen días complicados, de decisiones duras y sin vuelta atrás. Es posible que la sombra de su recuerdo aún siga ahí jodiendo o incluso el miedo a que se repita la historia a pesar de conocerla de primera mano.
¡Maldita sensación de vacío! Vete ya, que no te quiero aquí.

Anuncios
¡Vete ya!