Iglesias.

Noticia en un periódico nacional de mañana: “La archidiócesis de Los Angeles llegó este martes a un acuerdo extrajudicial para compensar con casi 10 millones de dólares a cuatro víctimas de abusos sexuales, señalaron los abogados de la acusación” (20 Minutos)
¡Para eso queréis la pasta del cestillo! ¡¡Desgraciados!! Total, luego os confesáis unos a otros a la hora de la cena y todo queda en casa con el secreto de confesión. Y encima como es vuestro amiguito… Pues le ponéis poca penitencia no sea que él se vengue la semana que viene.
Pobreza… Obediencia y Castidad… Vamos por partes… Castidad está claro que, en algunos casos, poquita.
Salta a la vista que pobreza… Tampoco mucha; no hay más que ver los salones de la Capilla Sixtina que han cruzado los 115 cardenales que participan en la versión express de GH.
La obediencia es un tema un poco más complejo: Según el Catecismo de la Iglesia Católica es “el libre sometimiento a la palabra escuchada, cuya verdad está garantizada por Dios, que es la Verdad misma” Mmm… “Libre sometimiento” es decir… que si quiero le hago caso y cuando no me interesa no ¿no? (Dejad que los niños se acerquen a mi: ¡SI! Si alguien te pega en una mejilla, ofrécele también la otra: ¡NO!)
Tened cuidado que como estáis en contra del aborto y de los anticonceptivos un día vais violar a algún menor y a ver como lo arregláis.
En serio, no sé como os quedan ganas de dar lecciones de moralidad a nadie.

Anuncios
Iglesias.