Multas y sanciones.

Esta tarde se ha publicado la resolución de la Comisión Antiviolencia en relación a la batalla campal entre los Riazor Blues y el Frente Atlético antes del partido.

La decisión me parece ridícula: Una multa de 60.001 euros y prohibición de acceso a todos los recintos deportivos por un periodo de cinco años.
No sé como se gestionan las multas en este tipo de casos por que, por suerte, solamente me han puesto un par de multas de tráfico, pero sí que sé como se compran las entradas para eventos deportivos y se accede a los estadios.

Sesenta mil un euro multiplicado por ochenta y ocho multados son cinco millones doscientos ochenta mil ochenta y ocho euros. ¿A dónde va a ir ese dinero? ¿Al mismo sitio de siempre? Tres para ti, dos para mi, una para aquel que está mirando de reojo y ya lo tenéis repartido.

He ido a trabajar y como espectador al fútbol, balonmano y baloncesto y nunca me han pedido el DNI para entrar como espectador. No he pasado un control de seguridad más allá de un cacheo muy superficial y abrir la cremallera de la mochila. Hablo de accesos de público general, no me refiero al fondo sur de un estadio deportivo.

Al comprar la entrada tampoco me han pedido el DNI ni ningún dato personal. Han confiado en que soy mayor de edad y que reúno los requisitos para entrar al evento de turno.

¿Cómo se va a controlar que ninguno de estos ochenta y ocho descerebrados entren a los recintos?

Lo siento, pero no me lo creo. Creo que es una medida populista para callarle la boca al aficionado que va a disfrutar del espectáculo y al ciudadano de a pie que lleva más de una semana viendo la misma noticia en televisión, internet y radio. Seamos realistas, si sacáis a los “ultras” de los estadios vais a convertirlos en cementerios. Nadie canta, nadie anima y nadie entretiene en un estadio de fútbol si no son ellos.

Cerezo, Pérez, Bartomeu y demás, no seáis falsos. No habéis expulsado a los ultras del estadio. Los habéis dispersado por todo el estadio para intentar restarles poder, pero no habéis acabado con ellos. Sólo habéis aplicado una fórmula más antigua que el ábaco: Divide y vencerás.

Anuncios
Multas y sanciones.